Conectar con la muerte y con la vida

Hoy he conectado con la muerte. Y he visto como quiero que sea mi despedida. Y he llorado. No me he quedado allí, no, he ido mucho más allá. Muchísimo más allá.
¿Sabéis hasta donde he llegado?
Hasta el aquí y el ahora. Y he conectado con la vida. Con el deseo de dejar caer todas las máscaras y dejar de vivir el teatro de la vida. Y, simplemente, vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *