Vivir la muerte y el morir: la muerte, un misterio

Pepe Aponte Carrasco en su ponencia "La muerte, un misterio (la muerte en el budismo según las diferentes tradiciones)". VII Jornada de Budisme a Catalunya. Viure la mort i el morir

El pasado 2 de diciembre de 2017 asistí a la «VII Jornada de Budisme a Catalunya. Viure la mort i el morir«, organizada por la «Coordinadora Catalana d’Entitats Budistes» y Anitya. Fue tal el éxito que una semana antes ya no había plazas libres. El objetivo de las jornadas era el de «acostumbrarnos a mirar la muerte de forma tranquila, a estudiarla, a familiarizarnos con ella, a aprender de ella y a entender qué es lo que se encuentra detrás de su terrible apariencia».

Voy a resumir, en una serie de entradas, lo que me pareció más destacable de las jornadas. Aunque no será un resumen completo de todo lo dicho y hecho, sí intentaré reflejar fielmente lo que allí se dijo. Y, para complementar, añadiré algo de mi cosecha (en azul).

La primera ponencia, que resumo a continuación, fue la de Pepe Aponte Carrasco, titulada «La muerte, un misterio (la muerte en el budismo según las diferentes tradiciones)».

Pepe comenta que «la muerte no existe, que es un instante de un proceso de transformación». Sobre ello ya escribí algo en la entrada ¿qué es la muerte? El ponente añade que, «desde el punto de vista budista, no existe la dualidad vida-muerte y que la muerte forma parte de la vida. Es algo que se puede llegar a entender, pero vivirlo es otra cosa. Vivir la propia muerte o acompañar a alguien en la suya puede ser sumamente difícil. Aunque se trate, simplemente, de vivir conscientemente, de vivir el presente, tanto acompañando como en el propio proceso de morir. De hecho, tomando la idea de que la muerte forma parte de la vida, se trata de vivir bien y de morir bien, una cosa lleva a la otra». Añadiría que esto último es una conclusión a la que llegan, en base a las experiencias de los moribundos y las propias, algunas personas que se dedican al acompañamiento al final de la vida, así como estudiosos del tema. Dicen, en definitiva, que se suele morir como se vive.

Después de describir los rituales de las diferentes tradiciones budistas, Pepe aborda el tema de la muerte y los medios de comunicación. Sobre esto «se dice que la sociedad esconde la muerte. Y no es cierto, ya que la muerte está siempre en las noticias. Lo que se esconde es el vivir la muerte». No puedo estar más de acuerdo en esta puntualización, ya que ello nos lleva al objetivo principal de este blog, que es abordar un tema tabú precisamente para que deje de serlo y se hable de forma natural, como algo que pertenece a la vida.

La siguiente entrada será sobre la ponencia «Caminar juntos los cambios vitales (reflexión sobre el acompañamiento desde la presencia despierta como espacio de encuentro con nosotros mismos y los otros)», de Esteban Galliera Elizalde, Nicole Martínez-Melis y Magda Marty Morera.

«Tardor, vida i mort»

Texto leído durante el ritual «Records al mar», organizado el 1 de noviembre de 2017 por la Associació per a l’Acompanyament al Final de la Vida.

«Un ametller sense fulles, amb l’escorça negra.

L’herba verda esquitxada de flors de ravenissa blanca.

L’ametller, previsor, s’adorm abans que arribi l’hivern.

La ravenissa floreix aprofitant la humitat de la tardor i els últims raigs de sol tebi sabent que la seva vida és curta.

L’ametller espera la florida de la primavera.

La ravenissa es desespera, escampant les llavors de les que germinaran noves vides.

Vida i mort. Mort i vida.

Era l’onze de novembre d’aquella tardor. Feia pocs mesos que un amic s’havia suïcidat i que la Susanna, ex companya de biologia, va morir. La tieta Fina havia mort sobtadament dies enrere.

Vida i mort. Mort i vida.

L’ametller negre, la ravenissa blanca.

A la tardor mediterrània, la mort i la vida es donen la mà.»

Ese 11 de noviembre realicé la fotografía que encabeza esta entrada durante la realización del libro «Monestirs. Història i art. Excursions a la natura«. Creo que en aquel momento ya me vino a la mente la relación entre vida y muerte, especialmente durante el otoño mediterráneo. De hecho la colgué en Facebook el 15 de noviembre con la frase: «La vida i la mort es donen la mà a la tardor mediterrània».

Casi un año después, durante la preparación del ritual «Records al mar», estaba buscando inspiración para explicar o leer algo. Inmediatamente recordé la fotografía. Con ella en la mente, un bolígrafo y una libreta, me puse a escribir.